12 ago. 2012

Sevilla: Amenaza de derrumbe en dependencias Convento Madre de Dios

SEVILLA / PATRIMONIO
Amenaza de derrumbe en dependencias del convento Madre de Dios La zona conocida como el Palazuelo, donde se alojó Isabel la Católica, y la Casa del Capellán, pueden desplomarse en cualquier momento AURORA FLÓREZ ABCDESEVILLA / SEVILLA Día 12/08/2012 - Las estancias conocidas como el Palazuelo, donde por tradición se cuenta que se alojó Isabel la Católica, y la Casa del Capellán del Monasterio Madre de Dios corren peligro inminente de derrumbe. Permanecen apuntaladas y clausuradas después de que el tiempo, la desidia de las administraciones y los escasos medios económicos de la comunidad de monjas dominicas hayan propiciado el estado de absoluta ruina en la que se encuentran en la actualidad. Asegurar estas dependencias, una obra que requiere la inversión de 30.000 euros, es absolutamente necesario, ya que, al ser aledañas a la iglesia y al propio cenobio es incalculable el daño que podría causar un derrumbamiento. Para la rehabitación total se calcula un prespuesto de alrededor de 300.000 euros. Aunque no con tanto riesgo son también importantes otros daños que sufre el conjunto del monasterio, como el que presetna alguna esquina del artesonado en el muro toral de la iglesia, que está desencajado y del que cae arenilla. La actual priora, sor Patricia, y su antecesora, sor Adela, explicaron a ABC que esta situación «no es de ayer. Llevamos muchos años pidiendo ayuda. Han venido de la Gerencia de Urbanismo y nos han dado el permiso de obras, pero de dinero nada». Por su parte, el arquitecto que ha ido ocupándose de distintos trabajos en el cenobio, Miguel Ángel López, insiste en la necesidad de una actuación en el Palazuelo y la Casa del Capellán para estabilizar las estructuras y en la conveniencia de desmontar y proteger el artesonado mudéjar de la tercera planta de esta zon, que podría cubrirse provisionalmente con una chapa provisional. De esta forma se preservarían estas dependencias, que constan de cámara, antecámara y retrete, en las que la Reina Católica, que otorgó a la comunidad dominica una manzana de casas cuando su convento junto a Puerta Triana se inundó en 1495. En el convento de Madre de Dios viven diez religiosas, tres españolas y siete keniatas, que miran con preocupación la decadencia de un inmueble, que fue declarado Monumento Nacional en 1971. La comunidad se mantiene de la venta de dulces, sobre todo en Navidad, de dos pensiones y de las pequeñas ayudas económicas que algunos bienechores aportan. Ante esta situación un grupo de sevillanos preocupados por el estado de monasterio ha constituido una plataforma que busca colaboración entre instituciones, entidades y particulares de la ciudad para frenar su ruina. Entre las actividades que programarán, el próximo 20 de octubre está prevista la celebración de un concierto a cargo de la violinista Ana María Badía. Para colaborar con esta causa, que permitirá detener el peligro de derrumbe en Madre de Dios, se ha abierto una cuenta en La Caixa: 2100 2143 66 0200352185.

No hay comentarios:

Publicar un comentario