7 may. 2012

Historia de una niña aborigen Aché

DIARIO LA CAPITAL DE ROSARIO ARGENTINA La terrible historia de la niña aborigen raptada cuyo cráneo terminó en Europa "Con la recuperación del cuerpo y del cráneo de Kryygi, dispersados en nombre de una ciencia profanadora, culmina el regreso de nuestra hermana junto a su pueblo", afirmó la Federación Nativa Aché del Paraguay (Fenap) y la Liga Nativa por la Autonomía, Justicia y Etica (Linaje).
La comunidad aché recibió los restos en un emotivo ritual. Reparación "Con la recuperación del cuerpo y del cráneo de Kryygi, dispersados en nombre de una ciencia profanadora, culmina el regreso de nuestra hermana junto a su pueblo", afirmó la Federación Nativa Aché del Paraguay (Fenap) y la Liga Nativa por la Autonomía, Justicia y Etica (Linaje). El 23 de abril, el embajador paraguayo en Alemania recibió de las autoridades del hospital la Charité (Berlín) el cráneo que en 1907 le había donado el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de La Plata. En ceremonias realizadas en la Cancillería Nacional de Asunción y en el Museo de la Memoria de Asunción, los restos de la niña regresaron el viernes último a su tierra. "Este es un acto de reparación histórica, pedimos perdón al pueblo Aché. Reconocemos nuestra grave falta humanitaria y devolvemos a Damiana-Kryygi a su familia", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Juan Esteban Aguirre, en la ceremonia oficial. En tanto, Fernando Pepe, investigador rosarino que coordina el Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social (Guías), que trabajaron en la identificación y restitución de la niña, advirtió que restan reintegrar los restos de ocho aché (entre ellos: la madres de Kryygi), coleccionados por el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Plata Por su parte, Zunilda Kuanchingui, de la comunidad aché resaltó que su pueblo sentía "tristeza y satisfacción al mismo tiempo. Vamos a llevar su cráneo para unirlo con su cuerpo, en nuestra ancestral tierra de Caazapá", 300 kilómetros al sureste de Asunción. El 27 de septiembre de 1896, Kryygi, de tres años, fue secuestrada por colonos en bosques del oeste paraguayo. El supuesto robo de un caballo habría motivado el ataque de los blancos, quienes mataron a dos hombres y una mujer,. Tras vivir tres años en cautiverio, y ser bautizada como Damiana, la llevaron a la localidad bonaerense de San Vicente para explotarla como sirvienta de la madre del psiquiatra Alejandro Korn, fundador de la clínica Melchor Romero. En tanto, el antropólogo alemán Robert Lehmann-Nitsche (1872-1930) director de la Sección Antropología del museo platense, la somete a análisis de sus medidas antropométricas. El científico escribió que la aché "consideraba los actos sexuales como la cosa más natural del mundo y se entregaba a satisfacer sus deseos con la espontaneidad de un ser ingenuo. Los intentos por educar a Damiana en las reglas morales y cristianas no resultaron", fue calificada como insana, encerrada en el Melchor Romero y luego en una casa de corrección, A los dos meses, en 1907, y con 14 años, falleció Damiana por una "tisis galopante". En registros consta que Lehmann-Nitsche mandó a seccionar la cabeza de la niña para enviarla a Hans Virchow, en Berlín, el 7 de enero de 1908,. El cuerpo quedó en el museo platense. Pero en 2007 Guías halló el pequeño cuerpo sin cabeza de la niña en los sótanos del museo. Los aché pidieron la restitución del cuerpo y en 2010 el museo platense lo devolvió. En marzo de 2011 la periodista alemana Heidemarie Boehmecke localizó el cráneo en La Charité, con los registros de Hans Virchow y Roberto Lehmann-Nitsche, de 1908. Desde 2006 Guías trabajó en el museo platense para identificar, evitar su exhibición y restituir a las comunidades los restos de humanos que formaban las "colecciones arqueológicas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario